Somos dos grandes extraños,

que Jugamos  a encontrarnos.

 costumbre revivida

en el curso de los días.

Las mariposas en vuelo

Van a prisa tras el viento

La calle y  el murmullo

aleja tu mente obsena,

tacto sacro, sin fuego. Arena.

No vale la pena consultar el oráculo,

Los sentimientos nacen y mueren despacio.

Somos naúfragos que navegan ya en el fango.

Tus  labios se sienten  cansados

de besos clandestinos,

mis manos  repiten caricias

que cada segundo agonizan.

Eres vicio que duele,

Espejo trizado.

Un adiós  repetido

De un amor  ya olvidado.

Minoskav

 

Anuncios