PARA LA AURORA

Queda en el calendario cada uno  de los  días

Los episodios narrados, el goce de la vida.

Queda la sabia de los territorios

las enseñanzas del abuelo

las astillas que avivaban el fuego

entre las chimeneas que eructaban

pequeños trazos de cielo.

Queda el recorrido de los zapatos

Que dejaban huella en los remansos

del pueblo y las grandes ciudades

Asaltadas por mis ojos extasiados.

Vida, sobra decir que has sido grata,

Al   dejar verme en los ojos de mis viejos,

Al perderme entre abrazos de  los míos

Se apaga el incendio de la aurora y prima  ya el ocaso.

Crepúsculo, la medianoche  amiga

Guardiana de mis palabras,

 La Hospitalidad que  despide la energía

En cada día que ella camina

MINOSKAV

Sue-os-Viajes-Astrales

Anuncios