Tengo miedo de estar embarcada

en aguas turbulentas que de algún modo

no me dejan ver el fondo.

 

Tengo  miedo

de perder un poco esta sensación de sentirme viva

cuando te imagino cerca.

Cuando presiento tus besos

y lo ultimo que deseo escuchar de tu parte

es un hasta luego.

Tengo miedo de no ser la mujer que deseas

o la que tu corazón e instinto imagina.

 

Solo puedo ofrecerte la sensibilidad

que es como siempre la mejor vía,

nada más me queda

sino seguir soñando

que eres una ruta posible y no prohibida.

 

Tengo miedo

que este encanto que expresamos

sea simplemente artificial,

que de algún modo se presente

por el temor compartido a la soledad.

Soledad mía ya sentida.

Soledad tuya sin comprobar todavía.

 

Tengo mucho miedo

porque realmente he llegado a amarte,

porque me siento extraña

si te veo en un sendero aparte;

tengo miedos, miedo a ti, miedo a mi misma,

a no saber  si me guste el encuentro que tengamos,

o la persona que yo descubra

cuando me atreva a decirte que te amo.

Pero aunque tengo  todo ese miedo

en medio de mi cabeza,

no puedo alejar tu imagen

de mi  ser.

MINOSKAV

Anuncios