Voy a dejar de ser yo por un instante:

seré el viento en las calles

que  acaricia sensualmente  tu imagen;

seré el agua que recorre tu rostro

y esa gota  de lluvia atrevida

que   bordea tu boca con  gusto.

 

En esta noche  seré  voz de  mundo,

Clamor de calor entre el  frío,

Una conexión de sentidos

Que en un tiempo pasado

y  ahora quieren  dar  contigo.

En este umbral me acercaré a  la ventana

De cada letra  aún  no  perdida.

Dame un poco más de ti.

Déjame mecerme en la frontera de tus sueños,

Y abrazarme con este amor eterno,

cuando el silencio termina de acomodarse

en esas horas  que añoro  y ya no tengo.

 MinÖskav

Anuncios