Cuando no se sabe que decir,

lo mejor es callar.

Eso fue lo más sensato que hice,

en medio de esta tempestad.

 

Los árboles lentos se deshojaban

Y el reloj marca cada segundo sin piedad,

la tarde se rinde  ante la noche

y la idea de espera ya se va.

 

…Lo más fácil de dormir es despertar…

Quisiera sacarte de mis sueños

y envolverte en un olvido final.

 

Pero se deslizan  más párrafos sin permiso

Y ante las palabras no puedo escapar,

Son como apetecidos blancos

A los que llega la flecha a cruzar.

Mi mente  se niega a quedar  silente

y   me vence el ensueño de tu encanto lentamente

una vez más…

MINOSKAV

Anuncios