Tu corazón ígneo

Continúa  llenándose

de  apetitos escasos…

Mientras repasa el tiempo

entre   figuras añosas,

y atardeceres de campo.

 

…Mantiene todavía  gusto

por alegres venenos

Que socavan  su cuerpo,

Por  sabores agridulces

Y misterios no resueltos.

Ese, tu corazón

Es un castillo marcado,

Por noches duraderas

Y   cercanos  océanos,

Que convocan a las barcas,

A emprender viajes improvisados

Para divisar las llamas

De un enrojecido cielo

que habías robado.

A ese corazón Se ha asomado

una   lívida mañana

Que  ya no  se puede ocultar,

Dejando tumultuosas aguas

En las que   se  hundirá,

Con toda voluntad

y esquivos  miedos A la soledad

que ya no quiere reinar.

 

Ese ígneo corazón

Se  pasea  entre tu  alcoba,

Con miedo ante tu juventud,

Deslizándose entre las sombras  …

Donde te muestras como un Tú.

 

Ese Corazón recobra así

una importante sentencia:

… los férvidos  a mantes

y los sabios Austeros,

aman , y del mismo modo,

expresan su deseo

como desiertos sedientos

de agua y conceptos.

…Ese ígneo corazón…

Se disfraza   ya de aurora.

 ****MINOSKAV****

Anuncios