El Hijo de la Máquina: J.V te sigo

Entre tus  surcos aún sigo detrás de ti,

caminando hacia adelante y hacia atrás,

dando lugar a los recuerdos entre sombras.

Soy la mujer que camina entre las calles,

aquella a quien le cautiva el cielo  como a las aves,

quien emprendería por ti todos los viajes

para  atrapar el otoño, su luz y los  solsticios.

Mujer que camina con  su sensibilidad  para  ti,
con  su  juventud anquilosada  entre  su mente que divaga.

Aquella que ha extendido sus hojas y flores sobre  tu  árbol,

Quien busca en ti mucho que aprender,

entre  las briznas que tus paisajes puedan dar,

quien   es dócil a las insinuaciones de las aguas de tu mar…

La mujer que es invisible para ti, siempre en su  silencio,
la que te  ofrece sus ojos  ante las noches oscuras,
la mujer que ha trazado caminos, en medio de esta  gruta oculta

en la que en sus días que no son tardes ni noches, camina.

MINOSKAV

Anuncios