Eso dice mi razón: cuando la cuestiono

Por temer perder un  sueño,

Por  seguir en este vano empeño

Y no  renunciar a  este  fugaz umbral.

Igual dijiste un día:  Durará lo que tenga que durar.

aún espero hablar contigo 

Pero no puedo evitarlo,

 mi pensamiento se dispersa

y cada vez anda más fragmentado,

 no deja de sentir en ti un pasado

 y porvenir añorado.

 

Acepto  que te quiero

 con un amor intenso,

que  te fijas a mis recuerdos

como tinta a lienzo.


 ¡!Te había buscado tanto¡¡

Perdón por el atrevimiento

De no negar lo que siento:

que no es un sabor de obsesión,

O un sentido de ficción.

 

Creo que al final llegaré a tu lugar,

con el propósito de hablar.

 En verdad has despertado de mi  eternidad.

 

Pero sé que siempre dices

que todo es una equivocación

de sensaciones  atormentadas

Que han surgido de la  nada.

Nada…nada que perder,

Nada que esperar, Nadie en tu lugar.

MINOSKAV

 

 

Anuncios