La soledad

Todas las noches la soledad toca las  puertas 
entra a mi apartamento… y se mantiene  conmigo.

Ella quiere estar a mi lado 
y me hace falta en ocasiones su presencia 
en verdad es una fiel compañera 
como ninguna otra. 

Me comprende, escucha y no reprocha, 
nunca se enfada y jamás me abandona. 

En los últimos días he dedicado 
gran cantidad de tiempo 
ha observarla con cuidado 
y cada vez la encuentro 
más subyugante y más hermosa. 
sigue entre  las emociones y no sé por cuántas lunas.

MINOSKAV

Anuncios