Entre futuros y caminos inciertos estás,
pretendí borrarte pero te fijas como aliento al cristal,
pretendo no romper entonces ese espejo en el que aún habitas como  halo sublime… ¿habitas?  No sé… quizá no  eres  sino una vaguedad de  ideas…  idea de ficciones en una ciudad que no existe, en una dirección a cualquier parte, en  medio de recuerdos atesorados en una memoria que aveces se me escapa.

Hoy estas entre los riscos y abismos , en  mis fronteras y comarcas, en las palbras que cada día se marchan tras de tí.

Has hecho que me encuentre  al interrogarme en medio de un montón de sonidos que  ya no escucha nadie, rompiendo la prisión de mis sentidos. Es insoportable el eco de las historias que no me dejan hoy salir…
No estás… esta letanía es el velorio de este día que se fue, en medio de las rutinas que preparan otro día que volverá a ser lo mismo: una búsqueda sin hallazgo, un verso ya sin destino, un tiempo que no es mío.

El velorio de este día que se va… y con mi paso lento no lo pude frenar. Sí… te vas…  y en medio de tu marcha todos mis días se me irán haciendo tarde. Cierro ahora los ojos aún sin estar dormida.

¿… para qué regresaste…?

MINOSKAV

Anuncios