No te ofrezco fidelidades,
pues talvez ninguno de los dos
esta en capacidad de cumplirlas,
Solo puedo brindarte
el compartir un poco de tu
libertad conmigo,
acechar a la noche y saltar los abismos.

sepultar los caminos transitados,
generar nuevos rastros con zapatos musgosos
que atrapen todas las aguas
que nos permitan navegar en el sueño
de los tiempos eternos, configurando historias.

Te ofrezco una eternidad de instantes,
tras interminables caminatas
sin destinos cotidianos,
sorprendiendo las pupilas
con los signos del bosque
siguiendo los chillidos de los búhos
conjugando con ellos nuestros lenguajes
para crear otros nombres
de las muchas cosas inimaginadas
que allí podríamos inventar.

… Muchas cosas entre el sueño:
dibujaremos en la tierra húmeda
todos los tatuajes de nuestras rutinas,
con las luces del fulgor mañanero,
cerraremos los ojos para escuchar
las poéticas voces del universo
que nos responde.

Dialogaremos con el viento
para que fragilmente nos susurre
entre todos nuestros surcos
que ya ha llegado el momento,
que la espera termina,
develando nuestras memorias
entre tu país de libertades,
y los surcos de mis totalitarismos.

Hace tiempo ya… no somos los mismos,
entre los soplos que nos llevaron a crear
esta claro que este ya es el final,
nuevamente sólo te pido escuchar:
hago un llamado a ti,
a todas tus experiencias,
a la gama de nuestros discursos
aunque para ti ya no importe el tiempo
y no me concedas ni un segundo.

Minoskav

 

Anuncios