Y si no hay más que dar, y si no hay más que recibir, y si no hay más que esperar, entonces nos preguntaremos si será hora de rendirse… pero ya sabemos la respuesta, ¿verdad? Por ello he buscado para estos días de ausencia involuntaria a la que estoy llamada dejarte mi piel en cada frase… mediante estos signos… Adentrándome en esta jungla de palabras , con sólo mis dedos en este teclado, y mi mente inquieta de la cual no has escapado. Espero tú entiendas lo que yo aún no sé decir. Éso que que todavía se me escapa. Solo quiero  me regales un poco de tus ojos, alguno de tus silencios y quizá un pensamiento para esta bruma de textos.

MINOSKAV

Anuncios