AVECES FUI
 
 
A veces fui montaña y en otras fui llanura,
a veces fui semilla y en otras rosedal,
a veces fui la copa de burda arquitectura
y en otras, cincelado cristal de bacarat.

 
A veces fui la niebla y en otras fui centella
cruzando con su brillo fugaz la oscuridad,
a veces fui la mano con su temblor de estrella
y en otras, fui la piedra tremenda de Goliat.
 
A veces fui el mesías de un rito legendario,
que oculto por las sombras vivió desesperado
por la armonía eterna de alguna realidad.
 
A veces fui el hosanna y en otras, fui el calvario,
y al ver que al horizonte mis dedos van llegando,
no sé si fui mentira, ni sé si fui verdad.
 
AUDROC
(Este texto no me pertenece , pero a la vez al leerlo lo siento muy mío. Minoskav)
 
Anuncios