PASADO

 

Ya es otoño…  

Y el cielo sonrojado  se  asoma,

Entre los días normales,

anormales,  cálidos y fríos.

 

 

Allí,  desde tu sendero  dormitas

y sonríes complacido.

En medio de los bosques

Fuiste sorprendido,

Como un pequeño lobo

buscando rastros de olvido.

 

Trataste de  ser guardián de secretos,

sobre las cumbres montañosas

y entre  las flores de  silvestres  coloridos,

pero el lenguaje es mi cómplice

y dejo todo en el camino.

 

Ahora ya no hay secretos,

 He  abierto tu libro.

Y en él he leído más allá de las palabras,

Trasponiendo los umbrales del silencio…

y entiendo que estás en las auroras y en el viento …

y sé que te irás, extendiendo tus alas de luz

como leve  historia  sin tiempo.

MINOSKAV

 A:  Tanny   MIctlan

 
Anuncios