NADIE RESPONDE EN TU LUGAR

 

 

Nadie responde en tu lugar,

tras las simas  y los alcores

el tiempo  da su paso implacable

ante espacios de sueños inaudibles,

 

 

 inclemente ha tirando las hojas 

de esos añejos ciprés.

corto placer, largo pesar

al entregar las llaves

 de esta  libertad,

 

cruce remansos y resolví acertijos,

busque sutilmente

 culpar a mis sentidos

que por algún resquicio

permitieron desvanecerte

 

 

 

 

aunque parecía en ese pedregal

escuchar tus silabeos al caminar,

 nadie responde en tu lugar…

 

déjame  convertir mis ojos

en cautivantes estrellas

que hagan posible en todas las confusiones

vigilar los espacios,

descifrar los rincones,

para poder acechar  a esta  soledad

a las orillas del mar

 

 

 

                                      

nadie responde en tu lugar,

 solo los enredos decoros

de  las palabras que engalanaron

la extremada hermosura

 de ese fino cielo de primavera

 

 

limbo que ya se fragmenta

 como aquella luz en los cristales,

en las mañanas … cuando nadie responde

solo la ausencia que  besa todos los rincones.

 

 MINOSKAV

Anuncios