IRIS
 
 
ENTRE LOS HORIZONTES SE DIBUJAN LOS CAMINOS, SE VISIONAN PEQUEÑOS SURCOS ENTRE LAS COLINAS, DONDE AÚN SE ESCONDE ESA, SU PEQUEÑA CASA, PORTADORA DE SABERES Y AÑEJAS EXPERIENCIAS.
 
EL  SOL DE LOS VENADOS POSADO SOBRE ELLA AVIVA AQUEL HUMO DE LAS VIEJAS HOGUERAS, RECUERDOS PERIDIDOS QUE ENTRE LETRAS VAN TENIENDO VIDA.
 
INGRESA AL PEQUEÑO RECINTO, OTRA VEZ ESTA AHÍ,  ENTRE  EL   CUARTO, LLENO DE  PAREDES QUE HABLAN ENTRE MULTITUDES DE IMAGENES BARROCAS QUE LE DAN IDENTIDAD,  SURGE ASÍ UN HURACAN  POR LA  LEGION DE IDEAS  QUE EMPRENDEN UNA GUERRA.
 
SE ENFRENTAN LOS DECIRES Y LOS OLVIDOS, LOS RECUERDOS Y LAS REALIDADES, TODOS SE CAMUFLAN EN PREGUNTAS  QUE EN OTRO TIEMPO ENCONTRABAN RESPUESTAS   QUE AHORA  YA NO CONVENCEN A SU  PREFABRICADO INTELECTO.
 
DIVAGA POR TODOS LOS ESPACIOS, RECORDANDO VOCES QUE ESCRIBIERON EN SU JUEGO, ENCANTADA CON AQUELLAS HISTORIAS SE DESVANECE ENTRE EL SOFÁ QUE  VA METAMORFOSEANDO LENTAMENTE SUS  SUEÑOS.
 
INERTE,  EN MEDIO DE ESE ENCUENTRO  INTENTA HACER UN RECUENTO DE LA HISTORIA QUE LE FASCINABA, REPASA EN LA MEMORIA PASAJES DE  RELATOS  CONTADOS POR LOS ABUELOS, REFLEXIONANDO SOBRE  CÓMO AQUEL  MISTERIO DE INSTANTES INGENUOS LE CAUTIVABA. 
 
S E ASOMA ANTE ELLA UNA PREGUNTA PERSUASIVA¿ CUÁNDO  SE  PERDIO EL ASOMBRO?  EL MUNDO PARECE DETENIDO Y ELLA  YA NO  QUIZO SER EN ÉL UN  ESPECTADOR ,  NI HABLAR DE LA LLUVIA QUE CAE,  NI DEL ARBOL AL CUAL SE LE VAN DESPRENDIENDO HOJAS, NI DE LAS BRIZNAS DE HIERBA QUE LE FASTIDIABAN.
 
NO,   YA NO DEVIENE EN SELVA, YA LA CONSUME EL FUEGO,  AL SALIR DEL CASCARÓN YA NO ES UN SER ENSIMISMADO,  EN LAS PÁGINAS DE SUS LIBROS YA NO HAY CASTILLOS, SUS OJOS VISLUMBRARON LO OCULTO EN EL RESTO DE TARDES DE TODOS SUS AÑOS QUE HA PASADO SOBE LA TIERRA.
 
YA NO SE ORIENTA POR LA BRÚJULA DE LAS CIENCIAS CONOCIDAS, PALABRAS SECRETYAS Y TERRIBLES ABARCAN CONJUROS DE SU POESÍA, HA DEJADO DE CULTIVAR FRONDOSOS JARDINES DE ROSAS, PARA EDIFICAR INMENSOS  SITIOS DE NIEBLA.
 
ENTRE LAS VENTANAS DE LA CASA OBSERVA EL BOSQUE, TIENE EN SU PUPILA GRABADO OTROS SITIOS Y  ENTRE EL LAGO OBSERVA COMO VUELVEN LOS NEGROS CISNES AL CAER LA NOCHE.
 
SE SIENTE ACORRALADA POR LOS MIL SIETE SORTILEGIOS QUE DEBE DESARROLLAR PARA VIVIR Y ENSEÑAR A HACERLO A TODOS ESOS MORTALES SIN ALMA DE BRUJOS, AQUELLOS QUE HAN PERDIDO LA PASIÓN POR LAS PRIMAVERAS E INVIERNOS, POR LAS TORMENTAS Y CIELOS,POR LOS DESEOS Y LAS ILUSIONES, LANZA PALABRAS PARA EVITAR ESA ESTERILIDAD.
 
… AL FINAL DE CUENTAS RECUERDA:  QUE DE LA LLUVIA Y LA NOCHE SE HACE EL ARCO IRIS DE LOS CIEGOS…
 
Anuncios